Sin 4 , Sin 5, 6, 7.....????


Me temo que al final voy a tener que cambiar el nombre del blog

ALGUNOS FRUTOS SECOS, EL PIMIENTO Y ALGUNOS TIPOS DE SEMILLAS, son otros ingredientes a los que presento INTOLERANCIA.
Por eso voy a intentar hacer el máximo de recetas sin añadirlos.


. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ATENCIÓN, AVISO!!!!! - ATENCIÓ, AVÍS!!!!! . . . . . . . . . . . . . . . . .

No soy celíaca ni alérgica, solo intolerante. Por eso puedo toma alimentos que tengan trazas y otros que quizás no suelen ser permitidos. Si algún celíaco o alérgico quiere seguir mis recetas, que vigile las etiquetas y busque marcas Permitidas.

05 febrero 2011

Lengua de ternera / Llengua de vedella.

Mi familia y los que me conocen hace tiempo, saben que uno de mis platos preferidos es la lengua de ternera. En Cataluña por desgracia no hay costumbre de hacerla. Resulta MUY difícil encontrarla en la carta del restaurante y para comprarla en el mercado tampoco se prodigan las tiendas en donde la tengan.

La mayoría de la gente suele hacerla estofada, pero en mi familia siempre se ha hecho de otra forma. Simplemente hirviéndola en el caldo y ya está. Luego se corta muy fina y se toma templadita, a temperatura ambiente.

Hoy os voy a contar como la tomo yo.


Ingredientes:
  • Una lengua de ternera
  • Una bandeja o manojo de verduras para caldo.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra o mezcla de varias (recién molida)
  • Sal

Hacemos un caldo normal para sopa, con sus verduras, y la sal. Y le añadimos la lengua de ternera tal cual, entera. Cuanto más largo sea el hervor, evidentemente más gustoso quedarán tanto el caldo como la carne. El caldo queda riquísimo.

Una vez hecho el caldo, lo colamos y reservamos. Separamos la lengua del resto de ingredientes y dejamos enfriar.

Preparamos una bandeja bien amplia, plato grande o superficie bien plana y grande (también se pueden usar varias bandejas, tupers, o similares**) Y se les pone una buena capa de aceite de oliva virgen, que quede todo bien impregnado. Y por encima, una buena capa de pimienta recién molida (yo he puesto mezcla de 5 pimientas.) No hace falta sal pues ya la ha tomado del caldo.

Una vez fría la lengua, la cortamos en lonchas muy finas (cuanto más delgaditas mejor) y las vamos colocando planitas por toda la superficie aceitada. Una vez bien repartidas y planas, se pone otra capa de aceite y pimienta.
Ponemos por encima una capa de plástico o film pegadito a la carne para que quede todo bien tapado. Dejamos macerar en la nevera 24 horas.

Y simplemente al día siguiente, se saca de la nevera con tiempo para atemperarla (ni fría de la nevera ni calentándola, mejor natural) Y ya está a punto!!!
Se saca el plástico y ya está lista para comer.

** Consejos varios:
Se puede hacer solo una parte de la lengua pues da para muchas lonchas. Simplemente cortamos las que queramos en el momento y el resto de la pieza se puede congelar. O simplemente hervir solo una parte de la lengua y reservar el resto.

Otra opción estupenda es hacerla entera pero en vez de en bandejas, colocarla en láminas de plástico que se puedan cerrar al vacío. Y se congela con el macerado. Se pueden tener a punto para un momento de apuro en que las necesitemos. Solo habrá que descongelarlas (en un momento están, pues al ser tan finas en seguida están descongeladas) y servirlas. Quedan igual de ricas.


A mucha gente le da apuro la lengua. Sin haberla probado ya la rechazan. Yo siempre lanzo un reto. Poned la bandeja en una mesa, sin decir lo que es y veréis como la gente se la zampa encantada. Luego, y solo si es necesario les decís de qué se trata.

7 comentarios:

Nuria dijo...

Pues mi familia también nos encanta la lengua. Es raro, jajaa. Mucha gente no la ha probado y no sabe lo que se pierde.

Nosotros la hacemos estofada o como vosotros, sin nada, pero rebozada.

Un manjar de dioses.

Carmen dijo...

No la he probado nunca aunque tiene una pinta estupenda, supongo que será de las cosas que si no estás acostumbrado a comer, te resulta chocante al principio.

Pikerita dijo...

¡No lo he probadoooo!... Y yo soy de las que lo pruebo todo así que a mi lista de la compra que va.
Besotes.

kalidoscopi dijo...

M'encanta la llengua. Fa moltíssim temps que no en menjo perquè a casa no la volen ni tastar.

Jo mateixa dijo...

Nuria, realmente no saben lo que se pierden.
Carmen y Pikerita, lanzaos y veréis que vale la pena. Como dice Nuria es un manjar.
Anna, quan en vulguis jo sempre en tinc al congelador. Ja t'en portaré una mica sols per tu.

glutoniana dijo...

Jo hauria de passar 3 guerres per menjar-me-la jajajaja. Que no ho dubto que deu estar molt bona però em moriria només de pensar el que es... Com altres coses com els "callos", orelles, etc.

Ma mare diu que ho hem de posar al blog (fent-ho ella clar!), i jo li dic que se sorpendrà del munt de gent que li agrada.

Las recetas de Glutoniana

Jo mateixa dijo...

No ho diguis mai, Mònica.
Potser un dia la tastes sense saber-ho i t'encanta.
De tota manera jo reconec que és la única "raresa" d'aquestes que menjo.

No m'agrada ni el cervell, ni ronyons, ni els callos....
sols la llengua.